Saltar al contenido

Planta del incienso, Planta de incienso, Plectranthus Coleoides

Planta de incienso

Esta es una de las plantas que más popularidad tiene, y es que el aroma intenso que desprenden es sumamente agradable, por lo que muchas personas al conocerle quieren tener una en casa. Las Plantas de Incienso tiene hojas pequeñas y las mismas son variegadas (no son totalmente verdes, se combinan con otros colores). El cultivo de la Planta de Incienso es muy sencillo de realizar, además sus cuidados tampoco son muy exigentes, por ende es una de las plantas que más se tiene en casa.

Aquí podrás ver toda la información relevante con respecto a éste tipo de plantas, que sin duda harán que tu hogar tenga un estupendo aroma y además el color de sus hojas dejarán asombrada a cualquiera. Esta es una de las plantas más hermosas y que requiere menos cuidados que debemos tener en el hogar.

Nombre Común: Planta de Incienso, planta del incienso.

Nombre Científico: Plectranthus Coleoides.

Planta del incienso

Cuidados de la Planta de Incienso

Se debe tener en cuenta que la planta de incienso es una planta que posee origen tropical, por lo que debemos tener cuidado con las temperaturas en las que vamos cultivar una.  Es una planta que no resiste el frío, sin embargo la misma puede adaptarse muy bien dentro de nuestro hogar, lo importante es que la planta éste ubicada cerca de una ventana en donde exista la suficiente luz natural.

Además el sustrato a utilizar debe poseer un drenaje eficiente, ya que la planta no debe tener exceso de agua, se puede usar un sustrato de cultivo de tipo universal y combinarlo con una tercera parte de perlita. En la primera capa podemos colocar bolas compuestas de arcilla, con esto logramos que el drenaje de la planta funcione mejor.

Para la poda de esta planta se debe quitar las hojas que ya están marchitas, si hacemos esto de forma frecuente evitamos que a nuestra Planta de Incienso le aparezcan plagas o enfermedades. Es importante que en la época de la primavera rebajemos su altura hasta la mitad, ya que así tendremos brotes fuertes y sanos nuevos, sin duda es una planta que no requiere muchos cuidados.

El riego al igual que con otras planta muchas veces puede ser lo más importante, por ende hemos preparado todo un apartado para hablar de este cuidado esencial.

Riego de la planta de Incienso                  

El riego de la planta de incienso debe hacerse de forma frecuente en la temporada de verano, para las otras temporadas su frecuencia debe ser disminuida. No podemos dejar que la tierra en la que se encuentre nuestra planta de incienso se encharque, por lo que se debe  estar comprobando la humedad del sustrato, antes de regar de nuevo.

Si se tiene la posibilidad de adquirir un medidor de humedad o ya se tiene uno en casa, se debe introducir el mismo en distintos puntos de la maceta, para así saber el índice de humedad. Si no se tiene uno de estos medidores, podemos utilizar un palo de madera delgado y seco, si al introducirlo en la tierra, sale limpio es porque la planta debe ser regada, ya que su tierra está seca.

Otra forma de saber si la planta debe ser regada o no, es pesar su maceta antes de hacer el primero riego, de esta manera tenemos la oportunidad de conocer si debemos regar la planta o no.  Si almo meto de regar la planta tenemos un plato de regado debajo de su maceta, se debe dejar el agua sobrante al menos quince minutos, luego de peste tiempo se debe proceder a quitar el plato.

El regado de la planta de incienso es importante, sobre todo para no hacer que absorba mucha agua, ya que como otras plantas, esta tiende a pudrirse con el exceso de agua, e incluso pueden aparecer hongos.

Cómo cultivar la Planta de Incienso

Para cultivar esta planta debemos tener en cuenta principalmente al luz natural que debe tener, si permitimos que reciba suficiente luz solar, entonces tendremos la oportunidad de hacer que la misma florezca y de esta manera podemos beneficiarnos de su estupendo aroma. El abono a utilizar debe ser de tipo orgánico, ya que la planta suele crecer mejor si aprovechar los nutrientes de materiales orgánicos.

Al momento de abonar la planta se debe tener en cuenta las indicaciones que el mismo nos brinda en su paquete para ser utilizado. Los abonos en exceso pueden dañar a una planta, así que debemos abonar de forma moderada. Lo más recomendable es abonar esta planta para las épocas de verano y de primavera.

Con respecto a la poda, es importante quitar todo tipo de flores y hojas que se encuentren marchitas, ya que las mismas pueden producir la aparición de plagas que puede hacer que la planta enferme.

Si queremos que nuestra Planta de Incienso tenga ejemplares nuevos de forma rápida, debemos utilizar la multiplicación a través de esqueje, para la primavera. Se deben cortar tallos y plantarlos en otra maceta que tenga sustrato con mezcla de arena y turba, luego comenzamos a regar para tener otra planta de incienso. La planta enraizará de forma rápida, al menos en dos semanas.

Enfermedades de la Planta de Incienso

Al momento que la planta se encuentra en ambientes con mucha humedad, la misma se puede enfermar de una afección llamada mildíu, esto se le conoce botánicamente como el mal blanco. El agua encharcada o estancada en la superficie en la que resta plantada puede generar pudrición de sus raicees.

Si la tierra esté seca, la planta tiende a perder las hojas y pude llegar a morir, en la etapa de sequía la planta puede ser atacada por hongos, por lo que el riego de la Planta de Incienso es sumamente importante.

Usos de las Plantas de Incienso

Esta planta es usada principalmente para decorar, y es que los tallos de la misma se doblan en dirección al suelo por lo que se convierte en una hermosa planta. Su uso principal es para la aromaterapia y la fitoterapia, sin duda es una estupenda planta que no debemos dejar de tener en nuestro hogar.

Comprar planta de incienso online

Si lo que quieres es comprar una planta del incienso, u otros productos relacionados con esta planta o su cultivo, Plantas Y Jardines le recomienda estos 3 productos: