Saltar al contenido

Salvia, Helianthus annuus

La salvia pertenece a la llamada familia de las labiadas, que son plantas sumamente aromáticas, que por cierto abarcan más de 900 especies en total, una cifra importante. Su nombre deriva del latín Salvus que no por casualidad significa saludable, para muchos es una de las plantas más conocidas por sus propiedades medicinales.

Son plantas que tienen unas hojas bastante simples, y unos tallos que se consideran angulares, sus flores son bastante peculiares y tienen cuatro tipos diferentes, las azules, blancas, violetas y rojas, que por cierto presentan como una formación de espigas. Tiene la capacidad de crecer hasta unos 80 centímetros, siendo hoy en día cultivada en una gran diversidad de países.

Como dato curioso debemos decir que está planta ha sido usada para ulceraciones en la antigüedad tanto por los griegos, romanos y egipcios. Su mejor ambiente para crecer son las zonas de climas cálidos y secos, sin mucha exigencia del suelo donde se da, creciendo de manera abundante en terrenos complicados como montañas, sitios pedregosos y también en zonas áridas.

Salvia

Otros nombres comunes: Salima fina, Salvia de Granada, Salvia fina, Salvia real, hierba sagrada.

Nombre científico:  Helianthus annuus.

Origen: Procede de las regiones mediterráneas.

Familia a la que pertenece: Asteraceae.

La siembra de la salvia:

Para sembrar esta planta tenemos dos opciones, adquirimos las propias semillas de la salvia o las matas pequeñas, es decir las plántulas. Seguidamente procedemos a preparar la tierra la cual debemos garantizar que esté bien drenada y algo fértil, las mismas debemos abrir orificios de  por lo menos a dos centímetros de profundidad, para luego introducir las semillas o plántulas de acuerdo al caso. Este proceso debe ocurrir al finalizar la primavera.

Es necesario que la referida planta la coloques donde acceda a suficiente luz solar, ahora lo que queda es esperar, porque luego de los 22 días (aproximadamente 2 a 3 semanas), seguro comienza a germinar.         

Si quieres comprar semillas de salvia u otros productos relacionadas con ella, en Plantas y Jardines te recomendamos estos:

El cuidado de la salvia:

Para poder tener un resultado exitoso en nuestra siembre es indispensable que sigamos ciertas normas:

Es importante estar pendiente del riego de la salvia, sobre todo en su crecimiento, siendo muy constante y procurando que la tierra permanezca húmeda.

Si alrededor de las plantas aparecen malezas debemos podarlas inmediatamente, lo mismo sucede cuando algunas de sus partes que se secan.

Hay que tener sumo cuidado con los químicos y pesticidas que podemos utilizar en nuestras plantas, no olvidemos que también vamos a consumirlas.

El suelo más recomendado para plantarla es el que es seco y arcilloso.

Si no gozas de buena luz solar para el crecimiento de estas plantas puedes optar por lámparas fluorescentes especiales para este fin. 

Usos que se le da a la Salvia:

Es considerada un poderoso antiinflamatorio, que puede ser utilizado en el caso de un hematoma o dolores musculares, además la misma tiene la capacidad de estimular nuestro sistema nervioso central, por lo cual su uso puede aliviar el cansancio y agotamiento de las personas.

Para las irritaciones simples también puede ser de gran uso por ser un buen antiséptico, además antiespasmódico lo cual le da un buen uso a la hora de calambres.

Una infusión de salvia puede ser una buena alternativa a la hora de un malestar y hasta fiebre, por otro lado se le puede dar un uso importante en la aromaterapia o en baños aromáticos, utilizando su esencia para calmar dolores musculares y cualquier otro que tengamos en nuestro cuerpo.

Para algunos deportistas puede ser un producto ideal, porque ayuda a eliminar el mal olor del sudor y adicionalmente reduce lo que se conoce como sudoración excesiva.

Algo importante que debemos saber es que con este producto se elaboran jabones, lociones, perfumes, desodorantes, entre otros; por otro lado sirve para hacer enjuagues bucales que nos pueden ayudar a reducir inflamaciones que tengamos en esta parte del cuerpo.

Contraindicaciones de la Salvia:

Esta planta está contraindicado para los niños, mujeres que están embarazadas y las que están en estado de lactancia. Por otro lado es importante que si nos medicaron por algún motivo la salvia,  respetemos la dosis recomendada para evitar algún tipo de toxicidad.

¿Es una planta comestible?:

Por supuesto que sí, tiene un sabor que algunos aseguran que atrevido, pero que le da un equilibro a muchos platos de la cocina. En algunos sitios se le da mucha utilidad a la hora de hacer sopas y cremas, por otro lado le da un toque aromático especial a unos tipos de pastas.

Para nadie es un secreto que la salvia tiene la capacidad de darle un buen aroma algunos aceites y mantequillas, aunque uno de sus usos más comunes a nivel mundial es como condimentos, lo cual es bastante común en Francia en donde se acostumbra a mezclarlo con otras especies, para preparar una diversidad de platos.

Propiedades de la Salvia

La salvia es muy rica en antioxidantes, además de hipoglucemiante que por siguiente ayuda a reducir la glicemia, por otro lado es antiinflamatoria y astringente. Contribuye a estimular el apetito y tiene efectos antibióticos.

Enfermedades que puede presentar la planta de salvia

La peronospora spp es uno de los hongos que suelen atacar a esta planta causando daños severos sobre la misma, se nota porque en las hojas comienzan a aparecer ciertas manchas de color negro. Es algo difícil contrarrestar dicho hongo, pero se usan combatiendo algunos productos que contienen cobre.

También esta planta puede ser atacada por el Eryshipe spp, la cual se denota fácilmente porque aparecen  sus hojas con un moho blanquecino, a pesar de que el hongo no afecta en profundidad a la planta, lo ideal es empezar a quitar las partes donde se muestra el mismo.

Cuando la planta es atacada por pulgones lo ideal es adquirir los antiparasitarios recomendados para este fin, en una tienda autorizada.

Un dato curioso de esta planta lo significa la presencia de la salvia divinorum, la cual se localiza en zonas de América Central, que es la mayor alucinógena que se ha identificado hasta hoy en día.

Presentaciones donde podemos conseguir la  salvia

Es muy posible encontrar la salvia en diversas presentaciones y maneras como infusiones, aceites, capsulas las cuales se ofrecen como un complemento alimenticio, además de fluidos y tintura madre.