Saltar al contenido

Col de Bruselas, Brassica oleracea

Muchos hemos comido la col de Bruselas pero a lo mejor no la identificamos directamente, es del mismo grupo o familia del repollo y también del brócoli, es de diminuto tamaño, este brota de un tallo directamente, siendo su color común  el verde, pero también existe alguna variedad de color rojo y morado.

Dicho tallo puede llegar a medir en promedio un metro, con unas hojas que van sobre este en forma redondeada. A pesar de ser originaria de Bélgica la misma se expandido por todo el mundo, gracias a sus beneficios, propiedades y buen sabor.

Su producción mundial actualmente es bastante alta, siendo el continente líder África, seguida de Asia, Europa y América. Quienes  las han probado saben que tiene un sabor bien agradable, muy dulce y un toque de amargura, además que sus flores son de color amarillo, las cuales aparecen realmente es durante el segundo año de su vida.  

Lo normal es que una col de Bruselas tenga un diámetro de apenas cinco centímetros, no obstante su tamaño no nos indica el buen sabor y la cantidad de beneficios que representa; su recolección se debe hacer manualmente y aunque parezca difícil, de una en una. Es importante antes de su consumo lavarlas con suficiente agua, al igual que cualquier verdura debemos procurar evitar la transmisión de enfermedades.

Otros nombres comunes: Coles de Bruselas, repollo de Bruselas, repollitos, Berza de Bruselas, Repollito de Bruselas.

Nombre científico:  Brassica oleracea var. gemmifera

Origen: Bélgica.

Familia a la que pertenece: Brasicáceas.

Propiedades de la col de Bruselas:

Tiene una fuente bien interesante de vitaminas dentro de la que incluimos la A, B1, B6, C y E además de algunos minerales, su consumo nos aporta muy pocas calorías y también propiedades diuréticas, siendo estas dos últimas características esenciales para acompañar algunas dietas con la idea de disminuir el peso, por otro lado algunos aseguran que la presencia de muchos antioxidantes en la col de Bruselas le da propiedades que la hacen ser anticancerígenas.

Algo importante que debemos saber es que cuando hervimos la col de Bruselas, pierde su componente de vitamina C y también los diversos compuestos azufrados que contiene.

Si quieres cultivar col de bruselas, plantas y jardines te recomendamos:

La siembra de col de Bruselas:

Una de las primeras preguntas que nos debemos hacer al momento de querer sembrar la col de Bruselas es ¿Cuál es la variedad que queremos? Una vez definido esto debemos ver cuál es el método a utilizar.

La mejor época de sembrar las coles de bruselas es en primavera y podremos propagar su plantación hasta mitad de Agosto, aproximadamente.

En el caso de tener listas las plántulas para tenerlas en nuestro huerto, lo ideal es sembrarla en línea recta teniendo cada una de las siembras, una separación de aproximadamente de unos 60 centímetros. 

Si la siembra la vamos a hacer en una maceta lo que debemos es conseguir una que tenga un tamaño mediano, más de 20 centímetros y sembrar una sola plántula en este. 

No olvidemos que en cualquiera de los dos casos, la debemos colocar en un espacio donde les dé suficiente sol para garantizar su crecimiento.

Col de bruselas

Cuidados de la col de Bruselas:

Para lograr que nuestras plantas crezcan vigorosas y sanas se hace necesario seguir algunas recomendaciones básicas:

La poda entra dentro de nuestras prioridades, la cual nos va a ayudar a ir eliminando malas hierbas a su alrededor.

Lo ideal es regarlas por lo menos una vez a la semana, aprovechando para verificar su crecimiento e irle eliminando todas las hojas inferiores que nos damos cuenta que se han secado.

Tomemos en cuenta que estas plantas realmente no se adaptan muy bien a los climas calurosos, por lo cual es fácil entender que se desarrollan mejor en las épocas de otoño y claro también de invierno. Es bastante resistente a épocas de sequia y resistente a heladas.

Enfermedades que atacan a la col de Bruselas:

La invasión del pulgón es una de las principales, se caracteriza porque estos insectos hace que las hojas se pongan algo amarillentas y debemos atacarlos a tiempo, porque tienen la capacidad de succionar la savia que hay en las hojas de esta planta, acabando con ella, cuando la detectamos debemos inmediatamente arrancar esta mata para que no contamine toda nuestra siembra.

Existe un hongo llamado hernia de col, que se caracteriza por abultar el tallo y las raíces, dando como resultado que se marchiten por completo todas sus hojas. Es importante consultar en las tiendas especiales el producto con el cual podemos tratar este mal.

Existen también unas mariposas de la col, que se encargan de colocar sus huevos en las hojas de esta planta y una vez que estos se convierten en larvas se las comen y acaban con ellas. Cuando observamos estas larvas en nuestra planta podemos tranquilamente eliminarlas manualmente.

Usos que se le da a la planta de col de Bruselas:

Es ideal para ser consumida por aquellas personas que sufren de anemia, no por capricho sino por su alto contenido vitamínico, además de aportar una proporción de hierro. En sí es una planta que aporta suficiente energía a nuestro organismo, por lo que puede ser también ideal para períodos donde no gozamos de una buena nutrición.

Es recomendada para utilizarla en el beneficio de la salud de nuestra vista, por otro lado por tener una buena concentración de fibras, se puede utilizar para las personas que sufren de algunos males estomacales y quieren regularizar la función de su aparato digestivo.

Si el objetivo son los dientes o los propios huesos, esta verdura es altamente recomendada, porque no solamente contiene una buena concentración de vitamina K, sino también del propio calcio.

Cuenta con una buena concentración de antioxidantes, los cuales la hacen atractiva para evitar el envejecimiento y convirtiéndola un gran protector de una buena variedad de enfermedades.

Por otro lado y no menos importante la col de Bruselas tiene un uso muy importante en nuestra cocina, pues le da un gusto agradable a nuestras ensaladas, además que estas se pueden consumir tranquilamente cocinadas, cocidas y hasta en menestras.

Col de bruselas planta cuidados

Contraindicaciones de la col de Bruselas:

Debemos tomar en cuenta que puede ocasionar gases en las personas, por lo cual puede ser contraindicado en aquellas personas que tienen algunos tipos de problemas estomacales, por otro lado se ha comprobado que su uso excesivo puede causar algún tipo de alteración en la glándula de la tiroides, por lo cual quienes tengan dudas deben consultar a su médico sobre su consumo.