Saltar al contenido

¿Qué sembrar en Octubre en el hemisferio Sur?

¿Qué sembrar en Octubre en el hemisferio sur en el huerto? Resumen

Siempre pensando en el hemisferio sur del planeta (pulsar aquí si buscas : que sembrar en octubre en el hemisferio norte), donde el día 20 de septiembre, comienza la primavera, vamos a hablaros de cultivos que podéis plantar durante el mes de octubre y también daros algunas pautas útiles  para realizarlos, tanto en huertos caseros como en jardines, macetas, interior, semilleros, etc.

Hay que tener en cuenta que, en esta época del año suben las temperaturas, por lo que hay que subir la frecuencia de los riegos y también, la ubicación de nuestras plantas con respecto a la luz solar.

Las indicaciones que os vamos a dar a continuación, son para climas no extremos; es decir, si vivís en un clima, por ejemplo, tropical, no podéis guiaros por las pautas siguientes. Más adelante, haremos un post sólo para vosotros, pero, ahora mismo, nos centraremos en qué sembrar en los climas templados del hemisferio sur.

Qué sembrar en octubre en el huerto

A continuación, no todo, pero sí mucho de lo que se puede sembrar durante el mes de octubre en este hemisferio Sur del planeta:

Acelgas, Albahaca, Apio, Berenjenas, Borrajas, Calabacín, Calabaza o Zapallo, Cebollas, Cilantro, Fresas, Guisantes o Arvejas, Judías o Porotos, Lechugas, Maíz, Melón, Menta, Pepino, Perejil, Pimientos, Puerros, Rábanos, Remolacha, Sandías, Tomates y Zanahorias.

Cómo sembrar las semillas o las plantas en el huerto en Octubre:

Os detallamos cómo, cuándo, dónde y por qué se debe sembrar cada una de las siguientes plantas en el mes de Octubre:

Acelgas

La siembra de las acelgas debe ser directa y realizarse con luna menguante ya que, así conseguiremos que no se endurezcan y duren más tiempo. También hay que tener en cuenta, al plantarlas que, la distancia entre plantas sea de 30 centímetros y poner 3 o 4 semillas en cada hueco.

Se debe evitar sembrarlas durante los meses más fríos y, aunque piden riego diario, hay que evitar encharcar el suelo así que, lo ideal, sería el riego por goteo.

Las acelgas germinarán en unos 10 días y es muy bueno saber que se pueden ir recolectando las hojas según necesitemos. Esto estimula, aún más, su crecimiento.

Las acelgas pueden sembrase con casi cualquier otro cultivo, aunque se alían, perfectamente con: judías verdes, nabos, rábanos y zanahorias.

Albahaca

Esta hierba para condimentar, y mucho más, se debe sembrar de forma directa y con luna menguante. Es una buena idea hacerlo junto a pimientos y/o tomates ya que esta acción ayudará a espantar las plagas.

Necesita riego abundante, sin encharcar, pero que mantenga la tierra constantemente húmeda.

Podremos empezar a recolectar (siempre las hojas menos maduras) a los 40-45 días de su siembra.

La albahaca, como hemos dicho al principio, es buena amiga de pimientos y tomates, pero también de ajos, berenjenas y pepinos. En general, podemos plantarla cerca de casi cualquier otro cultivo.

Vídeo como germinar albahaca

Si buscas hacer un semillero de albahaca, no te pierdas el siguiente vídeo de nuestro canal de Youtube:

Apio

El apio hay que sembrarlo en semillero o maceta y con luna menguante.

Lo mejor es sembrarlo en turba y a unos 3-5 centímetros de profundidad y poner un par de semillas para asegurarnos de que, al menos una, germine.

Exige luz y agua así que hay que mantener el suelo húmedo, sin encharcarlo y colocar la maceta o semillero en un lugar donde reciba luz del sol o luz artificial.

Germinará a los 20 días y, cuando mida unos 15 centímetros, hay que trasplantarlo, pero sin olvidar que no hay que hacerlo si fuera hace demasiado frio.

La distancia entre plantas debe ser de unos 30 centímetros y, cuando los tallos hayan crecido unos 20 centímetros, ya se podrán cosechar.

Es importante saber que el apio no se lleva bien con el eneldo y el maíz, pero por el contrario se asocia muy bien con: ajo, brócoli, cebollino, coles, espinacas, judías verdes, repollo y tomates.

Berenjenas

Tenemos que sembrarlas con luna creciente y en semillero calefactado.

Germinarán a los 7 – 10 días de su siembra y, lo mejor es sembrar dos semillas en cada hueco.

Cuando la planta haya alcanzado una altura de 12 centímetros, debemos trasplantarlas colocando cada una a una distancia de unos 50 centímetros de distancia de la otra.

Necesitan humedad constante por lo que el mejor tipo de riego es por goteo.

Podremos cosecharlas entre los 2 y 3 meses desde su plantación.

Podemos plantarlas, sin problema, cerca de ajos, apio, capuchinas, cebollas, coles, espinacas, lechugas, rábanos y zanahorias. De ninguna manera es buena idea plantarlas cerca de calabacines o pepinos.

Borrajas

Las borrajas atraen las abejas, así que se pueden utilizar para ese fin sembrándolas cerca de otros cultivos que precisen de ellas.

Su siembra es directa y debe hacerse con luna menguante, a unos 10 centímetros una planta de otra.

Necesitan riego diario y germinarán en 10 días.

Podremos cosecharlas a los 2-4 meses desde su siembra.

Calabacín

Esta hortaliza necesita mucho sol ya que no soporta bien las bajas temperaturas, por eso es un buen momento plantarlo con el inicio de la primavera y con luna creciente.

Debe sembrarse en semillero calefactado y aconsejamos más de una semilla para que se polinice.

El calabacín atrae a las abejas, por lo que ayuda a otros cultivos.

La distancia entre plantas debe ser de 90 centímetros.

Germinarán a los 10 días y podremos cosecharlo rápidamente, al mes o mes y medio de haberlo plantado.

Es un cultivo que necesita mucha agua, sin encharcamientos, pero mucha agua. El mejor método para controlarlo sería riego por goteo.

Se puede plantar sin problemas cerca de acelgas, coles, judías verdes, lechugas, maíz y rábanos; en cambio no es aconsejable hacerlo cerca de calabazas, capuchinas, melones, pepinos, sandías y tomates.

Calabazas o Zapallos

Necesitan mucha luz, así que cuando las plantemos debemos tenerlo en cuenta.

Deben plantarse en semillero y germinarán unos 18-20 días después.

Cuando la planta alcance una altura de 10 centímetros, habrá que trasplantarla y dejar 1 metro de distancia entre cada una.

Necesita mucha luz y también riego frecuente, que irá a más en cuanto aparezcan las primeras calabazas.

Se podrán cosechar aproximadamente a los seis meses de haberlas plantado, pero un buen truco para saber si podemos cogerlas ya es clavar la uña y, si entra con facilidad es que la pieza ya está madura.

Podemos sembrarlas junto a acelgas, col, judías verdes, lechuga, maíz y tomate, pero no de patatas y otras hortalizas con frutos.

Cebollas

Este tubérculo, imprescindible en toda cocina, tiene su mejor momento de siembra a principios de primavera, pero si el lugar donde vives tiene un clima templado, es posible sembrarlas en septiembre.

Deben sembrarse en semillero, protegidas y con luna menguante.

Germinarán en 10 – 12 días.

Hasta que crezca el bulbo, necesitan riego abundante, pero después debe ser escaso.

Cuando midan unos 12 centímetros hay que trasplantarlas y respetar unos 10 centímetros entre unas y otras.

Si sembramos zanahorias y cebollas, los dos cultivos se protegerán mutuamente. Es la perfecta alianza. También los ajos protegen a las cebollas actuando contra las plagas.

Podremos cosecharlas en unos 3 meses.

Cilantro

Mejor si lo sembramos de forma directa y a unos 15 centímetros de distancia una planta de otra, haciéndolo coincidir con la luna menguante.

Germinará a los 10 días.

Necesita sol durante casi todo el día y que su suelo tenga un Ph entre 6.2 y 8 y esté bien removido.

El cilantro quiere agua, pero no charcos, así que la forma ideal de riego es el goteo.

Igual que otras plantas como la albahaca, el perejil o la menta, una vez que esté listo (los tallos deben medir, aproximadamente 12-15 centímetros) podremos ir recolectándolo según lo necesitemos.

Es bueno saber que el cilantro puede plantarse cerca de prácticamente todas las plantas.

Fresas

Podemos plantar fresas en Octubre si lo hacemos, por supuesto, con luna creciente en semillero y a una distancia de unos 20 centímetros.

Debemos esperar unos 20 días a que germinen y podremos cultivarlas unos 10 meses después de haberlas sembrado.

Las fresas necesitan mucha luz del sol y se adaptan bien a cualquier terreno.

Con respecto al riego, durante los primeros días, hay que regarlas unos 35 minutos cada 3 o 4 días y después, lo haremos cada día, durante el mismo tiempo.

Se llevan bien con cultivos como la albahaca, el apio, el cilantro, la lavanda, la melisa, el romero o la salvia.

Guisantes o Arvejas

Los guisantes, además de ser sabrosos y un complemento perfecto para muchos platos de nuestra cocina, son beneficiosos para la tierra en la que se cultivan ya que, como desprenden nitrógeno en ella, potencian el siguiente cultivo.

Pueden cultivarse durante todo el año, excepto julio y agosto, por el calor. Septiembre es un mes óptimo para sembrarlos.

La siembra es directa y con luna creciente y recibiendo luz solar. La distancia entre matas debe ser de unos 30 centímetros.

Necesitan riego, pero sin encharcamiento. La mejor forma sería por goteo.

Germinarán a los 15 días de haberlos plantado y podremos cosecharlos al mes o mes y medio de hacerlo.

Judías o Porotos

Es posible cultivarlas desde febrero a octubre y su siembra debe realizarse de forma directa y en semillero o maceta, protegiéndolas del sol excesivo. Aconsejamos depositar unas 5 semillas a una profundidad de 1-2 centímetros.

Hay que regarlas a diario, pero evitando charcos y germinarán en unos 10 días.

Pueden trasplantarse cuando midan unos 5 centímetros de altura más o menos y la distancia entre plantas debe ser de 30 centímetros mínimo.

Podremos cosecharlas en unos 2 meses pues ya se habrán formado las vainas.

Lechugas

Son hortalizas de hoja, con muchísimas propiedades y el elemento imprescindible de las ensalada.

Debemos sembrarlas en semillero, con luna creciente y entre sol y sombra. Sería ideal que la temperatura no supere los 30˚C para no adelantar la floración.

Necesitan riego diario y abundante.

Germinarán en una semanas.

Hay que trasplantarlas cuando midan 5 centímetros, guardando una distancia entre unas y otras de 10 centímetros.

Podremos recolectar nuestras lechugas en 2 meses.

Maíz

Habría que sembrarlo en siembra directa y en semillero. También, se debería hacer coincidir su siembra con luna menguante.

Germinará a la semana de haberlo sembrado y, cuando mida unos 12 centímetros de alto, habrá que trasplantarlo y separar las plantas unos 20 centímetros unas de otras.

Las flores que nos dé el maíz, son muy buenas para preparar infusiones, así que, si puedes, coséchalas cuando vayan saliendo.

Es necesario que el maíz reciba mucho sol, también agua (sin encharcar) y que el riego no sea con aspersor porque no le beneficia.

Podremos cosecharlo entre los 65 y 80 días después de haberlo plantado, pero para estar seguros, mejor pinchamos un grano y, si suelta un líquido lechoso, es que está listo para la cosecha.

Debemos evitar plantarlo cerca de apio, patatas o remolachas, pero sí se lleva bien con los calabacines, calabazas, guisantes, lentejas, melón, pepinos, tomate y sandía.

Melón

Lo mejor es sembrarlos en semillero calefactado, a unos 90 centímetros de distancia entre plantas y cuando haya luna creciente.

Necesita que lo reguemos al principio durante 40 minutos (cada 2-3 días) y luego, cuando se forma la planta, bajar la frecuencia de riego.

Tardará unos 12 días en germinar y podremos cosecharlo en unos 60 – 90 días.

Se pueden plantar sin problemas con acelgas, cacahuetes, cebollas, coles, girasoles, lechugas, lentejas y maíz. No es bueno, en cambio que esté cerca de los pepinos.

Menta o hierbabuena

La menta, que debe plantarse con luna menguante y de forma directa, es una de las plantas que, podremos ir recolectando cuando necesitemos sus hojas. Nos dará hasta 3 cosechas en un año y debemos tener en cuenta que necesita bastante humedad y suelo bien nutrido. Para mantener la humedad sin que el suelo se encharque, lo mejor es usar riego por goteo.

La forma ideal de plantar es mediante semillas o incluso por esquejes.

La distancia entre cada mata debe ser de 15 centímetros.

Se puede plantar cerca de brócoli, col, coliflor, guisantes, remolacha y tomates, pero debemos evitar que esté cerca de hierbabuena y/o perejil.

Pepinos

Aconsejamos sembrarlos en semillero, de forma directa y con luna menguante.

Germinarán en unos 10 días y, al trasplantarlos, la distancia debe ser de 10 centímetros entre plantas.

Una buena opción para ahorrar espacio sería entutorarlos.

Tras la siembra, podremos cosecharlos en dos meses.

Son fáciles de cultivar: necesitan unas 10 horas de sol al día y riego de media hora a 40 minutos cada dos o tres días.

Podemos plantarlos, tranquilamente, cerca de muchas otras plantas como, acelgas, albahaca, ajos, apio, capuchinas, cebollas, coles, espinacas, girasoles, guisantes, lechugas, lentejas, nabos, orégano y rábanos, sin embargo, es mejor que nos se mezclen con patatas, tomates o berenjenas.

Perejil

El perejil tenemos que sembrarlo de forma directa, protegida y con luna menguante.

Las matas necesitan una distancia de al menos 8 centímetros.

Es una planta que precisa riego a diario, pero sin encharcar su suelo.

Germinará en unos 20 días y podremos cosecharlo a demanda, cortando las hojas que necesitemos cada día para la cocina.

Si lo plantamos en una maceta, podemos tenerla en la cocina y, directamente, coger lo que necesitemos para cada plato.

Vídeo conservar perejil congelado

Si te has decidido a cultivar perejil, notarás que a medida que crece, necesitarás ir cortando a medida que vayas necesitando. Sin embargo, es posible que coseches más que consumas, por lo que si quieres conservarlo para así poder tener siempre perejil, te recomendamos el siguiente vídeo:

Pulsar play para ver el vídeo

Pimientos

Los pimientos necesitan mucha luz solar y deben plantarse con luna menguante, en semillero calefactado y, a la hora del trasplante, se deben proteger en invernaderos.

Germinarán en 3-6 días y el trasplante se debe hacer cuando el plantón mida unos 10 centímetros, con una distancia entre plantas de 20 centímetros.

Un buen truco es plantar los pimientos en tierra donde antes haya habido guisantes.

Esta planta es exigente; necesita mucho sol, de 6 a 8 horas diarias, un suelo bien removido y abonado con humus de lombriz y compost. En cuestión de agua, dependerá del calor, pero buenas pautas son: con mucho calor riego una vez al día durante unos 40 minutos y, si no hay demasiado calor, regar cada 2 o 3 días.

Puerros

Podemos sembrarlo durante todo el año. Con ellos no tenemos que preocuparnos del calor o frío excesivos ya que es resistente.

La siembra ha de ser directa y con luna menguante.

Germinará en 15 días y hay que trasplantarlo cuando mida 12 centímetros de alto, a una distancia entre plantas de 10 centímetros.

Podremos cosecharlos a las 5 o 6 semanas.

Rábanos

Los rábanos es una planta que podemos plantarlos durante todo el año y su cultivo es sencillo y rápido.

Hay que plantarlos de forma directa y con luna menguante.

La distancia entre unos y otros debe ser de 5 centímetros.

Necesitan tierra húmeda, que no encharcada, constantemente. Se aconseja su riego diario.

Germinarán en 5-8 días y podremos recolectarlos a partir del mes de su siembra.

Remolacha

La remolacha podrá sembrarse durante todo el año y el mes de Octubre es una buena época debido a lo templado de su clima.

La siembra es directa y con luna menguante.

Ésta es una planta que no resiste bien el trasplante así que debemos evitarlo en lo posible.

La distancia de plantado entre unas y otras ha de ser de 10 centímetros.

Su germinación será en 7-10 días.

Necesita riego abundante para mantener el suelo húmedo.

Podremos cosecharlas en cuanto el bulbo sobresalga, aproximadamente a los 3 – 4 meses de haberlas sembrado.

Son aliadas en la plantación de ajos, apio, cebollas, escarolas, espinacas, lechugas y repollos, pero no deberían plantarse junto con plantas leguminosas.

Tomates

Se deben plantar con luna creciente y en semillero calefactado.

La planta germinará a los 5-10 días de su siembra y deberás trasplantarla cuando mida unos 10 centímetros de altura, aproximadamente y separar las plantas 40 centímetros de distancia. En unos dos meses y medio, ya podrás comenzar a recolectar tus propios tomates.

La tierra para los tomates debe estar bien arada y, lo mejor sería que drene bien.

El riego ideal, como en muchas otras hortalizas sería por goteo ya que el tomate necesita agua por un período de entre media y una hora cada 2 días (si hace mucho calor habrá que cambiar esta pauta) y con el goteo se puede controlar muy bien.

Necesitan riego frecuente, aproximadamente unas dos veces por semana y podremos recolectarlas unos 4 meses después de su siembra.

Hay que tener en cuenta que no se debe sembrar cerca de patatas y coles, pero si lo hacemos junto a ajos, brócoli, capuchinas, cebollas, lechugas, y/o zanahorias, no habrá problemas.

Zanahorias

Estos tubérculos, de crecimiento rápido y tan utilizados para todo tipo de comidas, pueden plantarse desde el mes de febrero hasta el de noviembre.

Las zanahorias tienen muchísimas propiedades y son un alimento completísimo.

La siembra debe hacerse de forma directa y con luna menguante.

Antes de plantar, eliminar piedras y hierbas del suelo y, seguidamente, introducir las semillas a unos 2 centímetros de profundidad y separadas unas de otras por 10 centímetros.

El lugar ideal de plantación sería entre sol y sombra y es importante saber que no debemos sembrarlas cerca de plantas de su misma familia (las umbelíferas) pero sí podemos hacerlo cerca de guisantes, lentejas, rábanos y tomates.

Germinarán a los 15 días.

Cuidados básico en Octubre en el huerto en el hemisferio Sur

Es importante tener en cuenta que en septiembre empieza el calorcito y hay que aumentar los riegos, pero siempre teniendo en cuenta no encharcar el suelo para no pudrir a nuestras plantas.

Si hemos hecho semilleros y las plantas sembradas en meses anteriores ya son grandes o tienen el tamaño adecuado, lo mejor será trasplantarlas a maceteros para, así, controlar mejor su movilidad para colocarlas al sol, sol y sombra, etc., según lo necesiten.

Hay que aplicar fibra de coco y humus de lombriz a la tierra para que esté bien nutrida y colocar paja u hojas sobre ella para conservar la temperatura y humedad.

Vídeo como hacer insecticida para plagas

Una buena idea es vigilar mucho nuestro huerto ya que, ésta, es época de plagas.

En plantas y jardines recomendamos este mes para preparar un insecticida ecológico, muy fácil de preparar y nos durará unos 6 meses su efectividad, por lo que lo ideal es hacerlo 2 veces al año.

Te mostramos como hacerlo en nuestro canal oficial de Youtube:

Pulsar play para ver el vídeo

Comprar semillas para el huerto u otros productos

En plantas y jardines se lo ponemos fácil, como cada final de artículo, le proponemos algunos productos para su compra relacionados con el artículo: