Saltar al contenido

Tomillo, tremoncillo

El tomillo o tremoncillo es una hierba perenne que pertenece a la familia de las plantas de menta, su crecimiento varía en función de su especie, puede ser tupida o de poco crecimiento, el color de las hojas posee tonalidades verdes con toques plateados o  pequeños de color bronce

Las hojas son aovado lanceoladas, de dimensiones que van desde los 3 a 6 mm de longitud y de 1 a 3 de anchura, su inflorescencia es del tipo verticilada de escasas flores, que se aglomeran en las extremidades de las ramas.

Procede del sureste de Europa, del oeste de Asia  y del norte de África, con mayor propagación en regiones aledañas al Mediterráneo; el néctar de su flor tiene  un sinfín de usos médicos, culinarios, de perfumería y  fitoterapia.

Tomillo

Otros nombre del Tomillo:

 Es conocido científicamente como “Thymus” o “Thymus Vulgaris”, es una planta aromática, variando su nombre  según su especie, en el caso del “Thymus citriodorus” se le denomina tomillo limón o tomillo limonero.

Dependiendo de la zona, tiene nombres como tomello, tremoncillo, tómelo, tomentelo, timonet. En regiones del Mediterráneo, el tomillo se le menciona como “frígola”. El tomillo  lo conforman alrededor de  250 géneros y más de 3.00 especies, se caracterizan por su tallo cilíndrico, hojas opuestas y flores irregulares.

Propiedades:

Es una hierba con también usos medicinales y ornamentales, sus flores, aceite y hojas son utilizados para el tratamiento de padecimiento y  dolencias físicas, e ingerido por vía oral para trastornos como gastritis, enuresis, dispraxia, trastornos en la piel o infecciones ocasionadas por parásitos.

Frecuentemente sirve como  diurético, desinfección del tracto urinario o para aumentar el apetito; en algunas ocasiones favorece el tratamiento para la laringitis, amigdalitis y para irritaciones en la piel.

El aceite es empleado como bactericida en las mucosas bucales  y linimentos, también como un tratamiento para la calvicie e infecciones bacterianas en las orejas. De otra parte, el timol un compuesto químico activo del tomillo, es uno de los ingredientes en las cremas dentales para la prevención de la caries.

Cultivo del tomillo:

Para cultivar el tomillo,  se toman en cuenta tres factores plantación, fertilización y prevención.

  • La plantación se lleva a cabo, limpiando la tierra y ubicando las semillas con una distancia de 40 centímetros entre cada uno, eliminado desechos orgánicos y restos de otras cosechas; asimismo procurar que la tierra cuente con los nutrientes suficientes y un drenaje adecuado.
  • La fertilización del suelo debe tener  suficiente materia orgánica  y de estiércol a razón de 40 y 50 tm/ha. El ácido fosfórico y fertilizantes vienen a ser los elementos necesarios para un correcto arraigado, una vez logrado se comienza a suministrar el nitrógeno cada año. Los aportes de magnesio y suelos secos combinados con calcio,  vienen a solventar el cultivo en tierras deficientes.
  • Se aconseja el uso de herbicidas así como el de escardas, y en determinada temporada la Simazina, en cultivos enfermos y en los primeros brotes se recomienda el Lanecilo y el Terbacilo a  relación de 1kg/ha.
tomillo limón

Siembra:

Existen dos métodos para sembrar el tomillo:

  • Siembra Directa

Es el más sencillo, consiste en colocar las semillas en contenedores donde crecerán, se agregan surcos en línea recta, en maceta o en bolsa, se esparcen aleatoriamente y se cubren con sustrato, regándolo periódicamente, procurando no encharcar la tierra; se recomienda el uso de un espesor.

  • Siembra Indirecta

Se sitúan las semillas en un matero para el germinado, y alcanzada la madurez, se  trasplanta el cultivo seleccionado. Con mucha cautela, se instala como máximo de cinco (5) semillas por cada orificio, el sustrato que se utilice tiene que estar humedecido con anterioridad, se cubre  y se riega. Los sustratos más indicados son el polvillo de coco o el peat moss.

La germinación se producirá pasada dos semanas, lo primero que se apreciará son los cotiledones u hojas falsas, tornándose de color verde teniendo cuidado de no sobreexponer el semillero a excesos de luz.

El trasplante del tomillo se realiza, cuando la planta joven haya alcanzado los 10 centímetros de altura y desarrollado hojas, con cuidado se extraerá la plántula del semillero para ser introducida  en contenedores para su siembra final.

Recolección:

Tomando en cuenta la región donde se localice la siembra, es probable realizar dos recolecciones en dos épocas diferentes; si se desea extraer aceites esenciales, los meses de mayo y de noviembre son los más adecuados previo a su floración.

Se aconseja un oreado sobre la cosecha, que acelere el secado aunque esto implicará usar  productos suplementarios. Culminado el secado, bastará con un vareo para garantizar la separación del tallo de las hojas, se termina con un tamizado y el cribado de las hojas.

Comprar productos relacionadas con el tomillo:

Multiplicación:

Existen cuatro procedimientos para la multiplicación bien por esquejes, por división de raíces o por semillas.

  • Procedimiento por semillas: sus capacidades de germinación son de un 90% en un cultivo de 1.000 semillas, con dos semanas de sombra y una temperatura regular de 20ºC. La producción estará en un promedio de entre 700 a 900 esquejes arraizados y sanos.
  • Procedimiento de división de raíces: las más fuertes son divididas y se siembran entre noviembre y marzo a una profundidad de 15 centímetros de la sección foliada. Esto genera un germinado rápido pero con el inconveniente de obtener menos plantas en relación a otros procedimientos con un promedio 25 a 30 por cada raíz dividida.
  • Procedimiento por esquejes: para este tipo de cultivo, es prioridad que el tomillo este en actividad vegetativa. La aparición y afianzamiento de la raíz, se produce luego de los primeros sesenta (60) días, la idea es que la colocación sea en primavera o a finales del otoño, si es en invierno el porcentaje se reduce al treinta (30) por ciento.
  • Procedimiento siembra en viveros: es rápido y se efectúa desde el mes de abril, la semilla se sitúa directamente en el suelo y se cubre con una delgada capa de tierra o turba en su defecto. Luego de veinte (20) días, la planta alcanzaría la etapa adulta de ocho (8) centímetros, y es en este periodo cuando se realiza el repicado.
Semillas de tomillo

Cuidados del tomillo:

El correcto abonado de las hierbas con material orgánico es esencial, la aplicación de técnicas modernas de cultivo y la incorporación de compost, turba y gallinaza son necesidades específicas en el tomillo.

Con estos materiales orgánicos siendo opcional incorporarlos durante el preparado del terreno y de cultivos, las cantidades de productos como el Nitrógeno y Potasio distribuyéndose en función de 70-100 UF y de 50-100 UF respectivamente. Como suplemento un riego adecuado evita excesos y encharcamientos, así como el drenaje suficiente que no permita la aparición de enfermedades y plagas.

El control y extracción de las hierbas que puedan crecer simultáneamente a las siembras de tomillo, es fundamental para el cuidado de las raíces plantadas o que provoquen laceraciones en  las mismas, que generan enfermedades y parásitos e inevitablemente dañarán la planta.

Enfermedades y Plagas:

El tomillo se caracteriza por ser una planta altamente resistente a las enfermedades y plagas, no obstante se recomienda  evitar ambientes, superficies y riegos con exceso de humedad,  causantes del surgimiento de afecciones y hongos.

La aparición de hojas manchadas con una capa amarillenta, es evidencia del ataque de los nematodos y fitófagos especialmente en raíces, frutos y hojas. Si este mal avanza se produce la destrucción progresiva de las raíces y la posterior muerte de la planta.

La desinfección oportuna de suelos y materos  previene la aparición de padecimiento como la “Meloidogyne hapla”, la cual se caracteriza por la defoliación y amarillamiento de las sumidades, y que ocurre después de la floración, momento ideal para detectar y tratar la enfermedad.