Saltar al contenido

Ave del Paraíso

La Strelitzia reginae (nombre científico de la planta), es una flor proveniente de África del sur. También conocida como Ave del Paraíso. Este hermoso ejemplar debe su nombre a su forma, la cual simula a un ave que está a punto de alzar el vuelo. La flor Ave del Paraíso pertenece a la familia de las Strelitziaceae, del género Strelitzia.

Aunque proviene del sur del continente africano, la flor Ave del Paraíso se adapta fácilmente a los ambientes tropicales, por lo que es común encontrar especies de esta flor en América del Sur. Sin embargo, también es posible cultivarla en otros continentes siempre y cuando se le provean las condiciones básicas necesarias.

El principal motivo de cultivo de la flor Ave del Paraíso se hace con fines ornamentales y decorativos, además de formar arbustos debido a su extravagante belleza. También es conocida como flor de pájaro, flor de pajarito, flor de papagayo, pájaro de fuego, entre otros nombres que resaltan su exótica forma.

Características de la flor Ave del Paraíso:

De las más resaltantes características de la flor Ave del Paraíso se encuentra su tamaño. Esta exótica flor puede llegar a alcanzar entre 1.2 a 1.5 metros si crece en lugares que le aportan las condiciones óptimas.

Posee un tallo recto con hojas grandes de color verde oscuro. Esta puede llegar a dar hasta ocho flores que salen de grandes sépalos que combinan los colores amarillo y naranja. Lo pétalos de la flor Ave del Paraíso son de color azul intenso.

Dentro de los pétalos se encuentran las semillas, las cuales son polinizadas por aves pequeñas. Las flores Ave del Paraíso suelen ser muy longevas. Existen especies que datan de más de 100 años de edad.

Variedades de la flor Ave del Paraíso:

Hasta la fecha el registro de la variedad de la flor Ave del Paraíso recopila solo 5 especies, las cuales se encuentran todas en territorios tropicales que proporcionan las condiciones necesarias para que sigan cultivándose. Las cinco especies de la flor Ave del Paraíso conocidas son:

  • Strelitzia reginae farinosa
  • Strelitzia reginae ovata
  • Strelitzia reginae humilis
  • Strelitzia reginae rutilans
  • Strelitzia reginae glauca

Usos de la flor Ave del Paraíso:

Entre los usos de la flor ave del paraíso se combinan los decorativos y de investigación botánica, que se dedican a estudiar la anatomía y características de la flor Ave del Paraíso. Gracias a su elegante y exótica forma, la flor Ave del Paraíso es una de las favoritas de los jardineros y decoradores.

¿Cómo se cultiva la flor Ave del Paraíso?:

La principal técnica para aprender cómo cultivar la flor Ave del Paraíso es la propagación de la planta. La cual se realiza con el fin de mantener la supervivencia de varias flores durante épocas que no aportan las condiciones necesarias para que la flor Ave del Paraíso sobreviva por mucho tiempo.

Esta técnica consiste en extraer las semillas que se encuentran dentro de los pétalos de la flor Ave del Paraíso. Es importante dejar secar las semillas por unos días. También se pueden comprar en una tienda de jardinería. Las semillas deben estar secas y frescas para comenzar el cultivo.

Coloque las semillas en remojo por tres días recordando cambiar el agua diariamente. Pasado este tiempo la semilla ya debería haber germinado. Plante la semilla de la flor Ave del Paraíso con un abono especial que simula una capsula dentro de la cual la semilla absorberá los nutrientes que necesita para comenzar a crecer. El bono especial para la flor Ave del Paraíso  también lo adquieres en la tienda de jardinería.

La semilla de la flor Ave del Paraíso debe plantarse en un hoyo de tres centímetros de profundidad. Luego de sembrarlas procura colocar la maceta con las semillas de flor Ave del Paraíso en un lugar donde la temperatura sea de al menos 29º. Cubre la maceta con un plástico para conservar la humedad.

A partir de este momento debes tener paciencia, ya que la flor Ave del Paraíso puede tomarse de un mes a un año para comenzar a mostrar brotes. Incluso algunas especies pueden demorar hasta 10 años para brotar. Una vez que la flor madura, podrás disfrutar de tu ejemplar de Ave del Paraíso por muchos años.

Otra forma de cultivo de la flor Ave del Paraíso, un poco más elaborada es la de simular el proceso de polinización, extrayendo una parte del rizoma que se encuentra dentro de la planta, agregando una hormona que enraíza el corte y conectando las raíces a un ventilador, el cual se encargará de esparcir las semillas.

El ave del paraíso es una planta cada vez más popular desde plantas y jardines le queremos traer semillas y otros productos de esta fantástica planta. Pueden verlo o comprarlo aquí mismo:

Cuidados de la flor Ave del Paraíso:

Pensar en los cuidados de la flor Ave del Paraíso no te supondrá ningún problema, ya que no requiere de cuidados especiales, como es el caso de otras especies que si esclavizan a sus cuidadores. Por sus orígenes tropicales la flor Ave del Paraíso se adapta fácilmente a las altas temperaturas y los suelos húmedos.

Aunque la planta Ave del Paraíso puede tardar bastante en florecer, puede que durante su proceso de maduración veas algunos brotes. Debes continuar dándole los cuidado habituales durante el tiempo que la cultives.

Procura dejarle un espacio donde reciba la luz directa del sol por al menos 4 horas al día y que se mantenga a una temperatura mayor a 10 grados, para que las flores broten una vez que la planta esté madura. La flor Ave del Paraíso suele ser muy deseada por las cochinillas por lo que debes prestar atención para que no se contagie.

Curiosidades de la Ave del Paraíso:

  • La flor Ave del Paraíso ha sido retratada por muchos artistas de la pintura a lo largo de los años. Siendo el cuadro “El incomprendido” de Mano Ray, uno de los más famosos.
  • En África del Sur la belleza de la flor Ave del Paraíso es altamente significativa. Tanto así que muchos ejemplares son usados para decorar las chozas de los jefes de algunas tribus.
  • Aunque la flor Ave del Paraíso llegó al continente europeo, específicamente Italia en los años 1900, fueron muy pocos los que se dedicaron a cultivarlas y cuidarlas. Tuvieron que pasar muchos años para que fuese considerada tan importante como la orquídea y comenzase a ser cultivada y distribuida industrialmente.