Saltar al contenido

Geranio, geranium, Pelargonium Hortorum

Los Geranium comúnmente llamados Geranios, es una planta que agrupa más de 400 especies frecuentemente usadas en la jardinería por el atractivo de su aroma y sus flores características. Su procedencia es de climas templados incluyendo áreas montañosas del trópico.

Sus hojas son por lo general palmatidivididas y simples, en ocasiones son dentadas y se disponen formando rosetas que forman inflorescencia de nombre Pleiocasio. Dependiendo de la cantidad de pétalos pueden ser clasificadas en Geranium de cinco pétalos o Pelargonium con  dos pétalos en la parte superior y tres en la inferior.

Otros nombres para los Geranio:

El nombre de Geranio, es el más común refiriéndose a las especies Pelargonium. Domesticum y Peltatum. Su nombre científico es “Pelargonium Hortorum”, pero en otras regiones se les conoce como malvón, geranio de jardín, geranio de los caminos, cardenal, hierba de San Roberto o Geranio y Novio.

Los geranios son considerados arbustos rector con ramas que llegan a superar el metro de altura cuyos tallos una vez madurados se vuelven leñosos. Por otra parte sus pétalos, cuentan con vellos glandulares que pueden florecer durante el verano.

Geranio

Usos del Geranio:

Es utilizada frecuénteme por personas de todas las culturas, su uso puede reportar beneficios entre los que se encuentran, siendo:

  • Posee propiedades cicatrizantes, permitiendo tratar hemorroides y curar las heridas.
  • El aceite del Geranio es aprovechado en los masajes para aliviar problemas circulatorios, retención de líquido y dolores musculares.
  • Es utilizado con frecuencia en la aromaterapia, ayudando a reducir los niveles de ansiedad, nervios y estrés.
  • Se utiliza en la meditación para inducir la relajación.
  • Favorece  la mejorar la micosis en uñas.

Propiedades Medicinales:

Entre las cualidades medicinales del Geranio, es combatir el acné gracias a sus cualidades antimicrobianas, asimismo suaviza y desintoxica la piel. Por esta razón, es usada con frecuencia en pieles irritadas o en quemaduras de todo nivel y es un poderoso medicamento contra los eccemas o para las estrías.

Puede ser usado para tratar el refriado común y la gripe gracias a sus propiedades analgésicas. Por otra parte, el masticado de hojas de geranio, fortalece el sistema inmunológico y ayuda en la recuperación de enfermedades

Es un poderoso remedio contra las estrías, eccemas y ayuda al cuerpo a desintoxicarse por micción, eliminando grasas, impurezas, sales y toxinas de forma natural.

Beneficios en la vida cotidiana:

Los extractos de Geranio en ocasiones es utilizado como desodorantes, eliminando el mal olor a la vez que elimina la presencia de bacterias, aplicado directamente en la piel.

Se utiliza como tratamiento Antiage, alisando la piel, nutriéndola, nutriéndola y combatiendo el envejecimiento, de ahí que sea base para champús y  cremas en tratamiento para piel seca y sensible.

El aceite de la flor de geranio es un nutriente, promueve el crecimiento y elasticidad del cabello, convirtiéndose en un champú ideal por el aroma característica de su flor.

Cultivar geranio

Cultivo del Geranio:

Cultivar un geranio es sencillo, pero requiere que el suelo no tenga humedad excesiva y en algunas especies es necesario contar con un suelo arcilloso orgánico y otros son de suelos arenosos. Por este motivo, la especie determinará el tipo de suelo a utilizar, esto mismo sucede con las necesidades de luz, siendo distintas para cada especie; los geranios “macrorrhyzum” son de sombra y los “Geranium cinereum”  necesitan abundante sol.

El abono es una combinación de hummus con agua, esto fomentará al crecimiento de la planta, agregar tapones de urea para cada planta por cada tres (3) semanas y para obtener floración continua, se tendrá que extraer las flores secas que puedan ocasionar la aparición de plagas o incluso pudrirse.

Siembra:

Los pasos para sembrar correctamente un geranio, son:

  1. Limpiar el área o el terreno, eliminando los restos de cultivos previos, malas hierbas y residuos orgánicos.
  2. Fertilizar y humedecer la tierra antes de comenzar.
  3. Agregar 10 cm de abono, esto otorgará los nutrientes necesarios durante su crecimiento.
  4. Realizar un hoyo con las dimensiones adecuadas; con el doble de tamaño del cepillón creciendo con suficiente holgura.
  5. Coloca la planta en el lugar seleccionado, evitando que el cepillon no se desmorone ni se abra.
  6. Dependiendo de la especie, se tendrá que dejar entre 20 a 60 cm entre cada planta. Si se escoge una especie grande, lo más recomendable es usar los 60 cm de separación para que puedan crecer correctamente.

Multiplicación:

El método para multiplicar más fácilmente el geranio, es por medio de los esquejes en primavera, temporada perfecta para realizar este procedimiento. Los pasos para multiplicar, son:

  1. Escogemos los tallos, más jóvenes, fuertes y sanos de un geranio madre; seguidamente se corta diagonal en la parte superior de la segunda axila, es decir, por donde comienzan a brotar las hojas.
  2. Se retira las hojas de la parte inferior cortada, luego se extrae la parte inferior del tallo por debajo del nudo.
  3. Sumergir la base de cada esqueje en una infusión de hormona de enraizamiento que estimulará el crecimiento de raíces.
  4.  Se rellena la maceta con sustrato y arena, esto mejorará el drenaje sin ningún tipo de intervención.
  5. Se coloca 2 o 3 esquejes alrededor de la maceta.
  6. Se riega directamente a la tierra, no a los esquejes y sin excederse con el agua.
  7. Se traslada a un espacio con suficiente iluminación, preferiblemente dentro de casa.
  8. Pasado ocho (8) semanas, el esqueje asomará las primeras raíces. Pasada las heladas, se puede plantar el geranio en cualquier lugar que se desee.
  9. Ya convertida en una planta, se mantendrá la humedad y vigilar la aparición de posibles plagas o enfermedades.

Otra de las formas de reproducir es por semillas. Este método es un poco más lento, sin embargo, yo lo utilizo bastante por la compra de semillas por internet para comprar los geranios que más me gustas, y a veces me es imposible disponer de algún tallo para plantar.

Si quieres comprar semillas u otros productos relacionados con los geranios, te hacemos una selección:

Semillas de geranio

Cuidados:

Los geranios que hayan crecido en macetas o en el interior, pueden necesitar un trasplante si han crecido en exceso. Esto es perceptible, cuando comienza el proceso de marchitamiento de las hojas en el riego.

Es importante podar las hojas y flores que estén marchitas regularmente, esto estimulara el florecimiento de nuevos retoños. Si se riega siembras de geranios al aire libre, se tiene que evitar regar por aspersión el cual provoca la aparición de enfermedades y plagas.

El fertilizante debe ser suministrado a razón de 5-0-5, agregando materia orgánica natural durante periodos de crecimiento o multiplicación que duran de cuatro (4) a seis (6) semanas.

Enfermedades y Plagas:

El tallo y las hojas son proclives a ser atacados por plagas y hongos, causando manchas de varios colores, pero pueden ser combatidos con fungicidas e insecticidas. Las cochinillas, babosas, ácaros y pulgones, son de las plagas más comunes que afectan a esta planta:

Entre las enfermedades y plagas, encontramos:

  • Arañas rojas: se combate aplicando extracto de chile y ajo. Es recomendable, no usar sustratos a base de nitrógeno y una constante vigilancia en las primeras etapas de crecimiento.
  •  Mosca Blanca: puede ser atrapa en superficies con adhesivo y veneno o utilizar jabón potásico previamente pulverizado diluido al 1% en agua destilada o agua de lluvia.
  • Enfermedad “Alternaría alternata”: se trasmite por residuo de plantas contaminadas, agua, lluvia, viento o semilla. Es aconsejable, manejar la ventilación, riego y un equilibrio del abono.
  •  Botrytis cinérea: se contrae por restos vegetales contaminados con conidias. La prevención es la mejor opción, favoreciendo las condiciones ambientales y con cultivos genéticamente resistentes.