Saltar al contenido

Helecho, Helechos, Filicopsida

El helecho es quizás una de las plantas vasculares más conocidas, siendo conformada por un tallo, raíz y hojas llamadas también frondas. El sistema radicular, tiene la función de absorber la humedad y los nutrientes necesarios directamente del suelo, para luego ser distribuidos por la acción de las xilemas hasta el resto del helecho.

Por otra parte, los nutrientes que se obtienen en las hojas por la fotosíntesis, son enviados por el floema hasta la raíz. Su hábitat es por lo general regiones subtropicales y en menos medidas tropicales, utilizando la sombra de árboles y plantas de mayor tamaño, con un suelo de alta humedad.

Sin embargo, existen especies capaces de soportar temperaturas que oscilen los -4 ºC, pero por regla general, los helechos son altamente sensibles a cambios de temperatura abruptos o  ambientes de bajas temperaturas.

Helecho

Otros nombres para los helechos:

Los helechos cuentan con varias terminologías, es clasificada dentro de las Pteridophytas o también conocidas como Filicopsida, siendo este el grupo más conocido modernamente dentro de las pteridofitas. Si tomamos en cuenta el sistema de clasificación “Egler”, los helechos megafilos eusporangiados y los leptosporangiados, entran dentro de la familia pteridofitas.

Por otra parte, existe otro tipo de clasificación conocida y ampliamente aceptada, la “Bold & Al”, el cual establece solo a los helechos megafilos eusporangiados pertenecientes a la familia de Filicopsida.

Para el siglo XXI, se ha generado distintos análisis filogenéticos moleculares que se contradicen, por lo que sea ha optado por no darles ninguna asignación a las familias de helechos megafilos eusporangiados y los leptosporangiados, dando como resultado el nombre de Pisoltes o Polypodiopsida para ambas familias de helechos.

Si buscas productos relacionados con los helechos, tenemos estas recomendaciones para ti:

Cultivo de helechos:

Es una de las plantas de mayor facilidad para su cultivo, motivado principalmente por su alta capacidad de adaptación, además no requiere cuidados específicos o que implique altos esfuerzos.

Resulta imperativo mantener a los helechos protegidos de la incidencia directa de sol y bajo resguardo de la sombra. Su temperatura debe oscilar entre los 12 y 18 grados centígrados. Evitar la exposición a sistemas de calefacción es importante, pudiendo degradar la planta hasta secarla.

El cultivo debe realizarse con alto contenido de sustratos porosos y ligeros, de igual manera se tendrá que almacenar la base del helecho con suficiente agua. El riesgo constante es fundamental para que el helecho pueda crecer correctamente y no pierda los nutrientes. Otra medida para su cultivo, es aplicar fertilizantes líquidos cada dos semanas, sirviendo como complemento para raíces firmes y hojas frondosas.

Cultivo del helecho en una maceta

Siembra:

Son utilizados como plantas decorativas en una gran variedad de lugares, la manera adecuada para lograr sembrarlas apropiadamente, es seguir unos cortos y sencillos pasos, que se explican a continuación:

  1. Lo primero es comprar las raíces en tiendas especialistas. Al momento de elegir las raíces y prestar atención a la posible presencia de plagas, por lo que es recomendable sembrarlas en primavera.
  2. Los helechos son plantas decorativas que tienen a crecer en bastante rapidez, es por esta razón que se recomienda tener un soporte y base firmes, con  resistencia para sostener sin que represente un riesgo para la respiración de nuestra planta.
  3.  Antes de comenzar el sembrado, hay que preparar previamente el sustrato. Lo ideal es que posea arena etapa y tierra de brezo. Utilizar fertilizantes es necesario, pero el sustrato tendrá que ser linero y con un buen drenaje.
  4. Ya preparado el sustrato, es comenzar a sembrar. El hueco donde será colocado tiene que ser el doble del tamaño de la planta y más profundo que sus propias dimensiones; sembrado el helecho apisona y riega.
  5.  El riego debe ser frecuente, más no mojada, evitando en todo momento depósitos de agua estancada.
  6. El helecho tiene que estar a media sombra, jamás bajo la luz directa, de omitir esta recomendación, las hojas de la planta comenzarán a tornarse amarillas hasta secarse.

Recolección:

El modo correcto de recolección, es tomando la planta completa incluyendo la base y rizomas. En el supuesto que sea muy grande, se tendrá que cortar una sección del rizoma con cada una de sus escamas, sin olvidar frondes y las raíces con soros.

Al momento de replantar el helecho, debe quedar visibles el fronde con los soros. Para muchas personas este proceso es de mucha lentitud, que en algunas ocasiones producen o muchas desilusiones o muchas satisfacciones.

Para recolectar esporas de helechos, corta un trozo de la fronda con los soros maduros. Dependiendo del tipo de helechos, con una sección o con una pinna bastará; en otras ocasiones se requerirá de varias frondas.

Por regla general, es recomendable sembrarlas de manera inmediata, pero en el caso que se tenga que almacenar, la mejor forma es colocarlas en un sobre sellado y seco. Algunas personas la refrigeran, pero este método no es recomendable, ya que las esporas son similares al polvo, pudiendo escapar por una manipulación incorrecta.

Multiplicación:

Existen distintos métodos de multiplicación para los helechos, cada uno cuenta con sus ventajas y particularidades, siendo estos:

  •  Usando esporas: se utilizan esporas que se producen en la parte de abajo de las hojas, se pueden reconocer por su color negro o marrón, luego se colocan en bandejas con turba morena con un pH no superior a los 5.5. La temperatura máxima es de 25ºC y sin recibir sol, luego recubrir con un plástico para sombrear, la iluminación debe ser 100 W por cada m2.
  • Separación de estolones: este método solo aplica para los Helechos Nephrolepis. Esta especie poseen largos estolones que pueden ser extraídos de plantas madres, los estolones poseen yemas que al tener contacto con suelo pueden crear hijuelos.
  • Por División: es utilizado para especies Adiantum y en ocasiones para las Nephrolepis.
  • Cultivos “In Vitro”: permite evitar realizar cultivos con pies-madres, donde la planta donante es seleccionada entre las más jóvenes.
Esporas del helecho

Cuidados del helecho:

Los helechos son plantas cuyos cuidados no requiere de muchos esfuerzos, siempre y cuando exista suficiente humedad y sombra podrán crecer correctamente, entre otros consejos.

  • Humedad: los helechos necesitan abundante humedad, así como evitar la incidencia directa del sol.
  • Temperatura: lo ideal son  20ºC si en algún momento baja a los 15ºC la planta no crecerá apropiadamente.
  • Riego y abono: resulta necesario regar la planta regularmente todos los días, sin llenar en su totalidad la maceta. Lo más idóneo, es utilizar difusores o spray mezclado con un poco de alcohol desnaturalizado, esto facilitará la humedad y la aparición de plagas.
  • Los abonos solo se utilizan luego de seis meses,  pasado este tiempo, se aplica una vez por mes.
  •  Poda: los helechos al igual que cualquier otra planta, pueden llegar a sufrir de enfermedades, siendo conveniente cortar la enfermedad, si se propaga a toda la planta, se tendrá que retirar para evitar contagios a otros helechos.

En el instante que el helecho supere el tamaño de la planta, se tendrá que traspasar a otra maceta, el momento adecuado se presenta cuando existen problemas en el drenaje o con la tierra, e incluso cuando se observa a simple vista que la maceta ha quedado pequeña.

Enfermedades y Plagas:

Las plagas y las enfermedades en los helechos, deben de ser tratados de manera oportuna, pudiendo ocasionar daños importantes en la planta y propagarse a otras plantas.

Una de las plagas más comunes en los helechos son las cochinillas, se identifican cuando los frondes se tornan deformados y cloróticos, esto es causado por la excreción de melaza de las cochinillas, el  tratamiento para esta afección es a base de Oleoparation.

Otra conocida plaga son los organocúpricos y los nematodos foliares, ocasionando grandes daños en las hojas tornándolas de color rojizo, se tratan con Fenamifos ,Aldicarb y agregar insecticidas al sustrato para mayores resultados.

Las bacterias, pueden ocasionar necrosis y ataques de botrytis sobre los frondes, se identifican por la presencia de manchas traslúcidas que se encuentran en el borde las hojas más jóvenes. Los tratamientos incluyen Benomilo y Pythium y reduciendo el exceso de riego sobre todo en invierno.