Saltar al contenido

Beneficios del té de jengibre

El Jengibre

La RAE define el jengibre como:

  •  Planta y, especialmente, su rizoma, que se utiliza como especia.

Otras definiciones para el jengibre, serían:

  • Planta herbácea de tallo subterráneo horizontal, hojas lanceoladas, casi lineales, flores de corola purpúrea, dispuestas en espiga y fruto capsular, con mucha pulpa y varias semillas.
  • Rizoma de esta planta, grueso, algo aplastado, de olor aromático y sabor acre y picante.

El jengibre, originario de China, India y Perú, es una planta perteneciente a la familia de las zingiberáceas, la misma de la cúrcuma o el cardamomo y que tiene flor.

Lo que más se utiliza del jengibre es su tallo o bulbo, es decir, lo que crece dentro de la tierra y sus usos son muy variados; culinarios, medicinales, etc., y puede utilizarse de muchas formas: en aceite, zumo, fresco, seco, etc.

Esta planta aporta muchas vitaminas, especialmente vitamina B6 y vitamina C; minerales como zinc, potasio, magnesio fósforo, calcio por lo que es perfecto para fortalecer nuestro sistema inmunológico. También es rico en Omega 3 y aminoácidos.

El jengibre, tiene un aroma y sabor característicos y su toque picante es muy especial, pero hoy, vamos a centrarnos en los beneficios que nos aporta beber té de jengibre.

té de jengibre

El Té de jengibre:

Para que el té de jengibre nos aporte todas sus propiedades, que son muchas, es necesario prepararlo como es debido. Tanto sólo, como combinado con otras especias y frutas, obtendremos una bebida muy rica y beneficiosa para nuestra salud.

Ingredientes para preparar té de jengibre:

  • ½ litro de agua.
  • 1 bulbo mediano de jengibre o 2 pequeños.

Preparación del té de jengibre:

Primero hay que poner a calentar el agua hasta que hierva. Mientras tanto, habrá que pelar el jengibre y cortarlo en láminas o rodajas finas. Una vez que el agua empiece a hervir, se retira del fuego y se echa en ella el jengibre. Tapamos el recipiente y lo dejamos unos 20 minutos a fuego lento. Una vez pasado ese tiempo, colamos el líquido resultante y ¡ya tenemos listo nuestro té de jengibre!

A gusto del consumidor, se le pueden añadir unas gotas de limón, azúcar o edulcorante, canela, miel… hay muchas posibilidades para disfrutar de esta riquísima bebida.

Beneficios de consumir té de jengibre

La medicina tradicional China, lleva siglos utilizando el jengibre para aliviar molestias como náuseas, mareos, artritis, síntomas gripales, migrañas, inflamación, malas digestiones, acidez, menstruaciones dolorosas… y también para prevención de accidentes cardiovasculares, úlcera de estómago y otras molestias gastrointestinales.

Saben, desde hace muchísimo tiempo, que el jengibre es bueno para combatir el dolor.

Bebiendo té de jengibre a diario evitaremos más de un resfriado, aliviaremos nuestros dolores de cabeza y de garganta, facilitaremos la digestión, mantendremos limpio nuestro organismo ayudándolo a bajar de peso y también aliviaremos la tos y el exceso de mucosidad.

La mejor forma de beneficiarse de beber té de jengibre, es hacerlo en ayunas. De esta forma, potenciamos sus efectos y beneficios.

Recetas de té de jengibre

Como hemos dicho antes, el jengibre tiene un característico sabor picante y, para prepararlo hay que tener en cuenta ese aspecto ya que, cuanto más jengibre pongamos, mayor será su efecto picante así que, dependiendo de para quién se prepare, habrá que echar más o menos cantidad.

Té de jengibre

Gracias a las propiedades expectorantes, antibióticas y antiinflamatorias que tiene el jengibre, tomar un té por la mañana, nos ayudará a eliminar la mucosidad y a frenar la molesta tos de los resfriados.

Para prepararlo, sólo hay que seguir las instrucciones que hemos dado en el punto 2.2.

Té de jengibre con canela y naranja

Este té tiene idénticas propiedades que el 4.4. y, gracias a la canela, también es un buen aliado para la pérdida de peso. También su sabor es completamente diferente gracias a la canela y la naranja. Para prepararlo necesitamos 1 rodaja, más bien gruesa de jengibre, ½ naranja, 1 ramita de canela agua. Una vez hemos puesto el recipiente con agua al fuego, hay que controlarlo y, justo cuando vaya a empezar a hervir, quitarlo del fuego y echarle tanto la ramita de canela como la rodaja de jengibre. Se deja reposar de 5 a 10 minutos y antes de tomarlo, se le añade la media naranja exprimida ¡qué rico!!!!

Té de jengibre con cúrcuma:

Una mezcla muy saludable debido a los dos ingredientes y que es buena para el hígado.

El té se prepara como ya hemos dicho y, una vez haya reposado, se le añade la cúrcuma.

Como ambas especias, tanto el jengibre como la cúrcuma, tienen un fuerte sabor, no hay que abusar y, si se desea, se puede endulzar con algún edulcorante natural como estevia, fructosa, sirope de arce o miel.

Té de jengibre con limón

Se dice que esta combinación aporta antioxidantes, vitamina C y prácticamente 0 calorías y es una de las mejores para quemar grasas, combatir los resfriados, limpiar el organismo de impurezas y reducir peso. Para hacerla, sólo tendremos que preparar la infusión, tal como hemos dicho antes, pero, en este caso, dejar reposar la infusión unos 5 minutos y, después, añadirle un buen chorro de limón natural exprimido. ¡Delicioso y muy sano!

beneficios del té de jengibre

Té de jengibre con miel

Esta preparación es fantástica para aliviar molestias de garganta. El efecto antiinflamatorio del jengibre y la suavidad que proporciona la miel (además de edulcorar la mezcla) contribuyen a que nuestra garganta enrojecida e inflamada mejoren.

La única diferencia entre preparar este té y el té de jengibre normal es que, cuando se va a beber, se le añade miel al gusto y ¡ya está!

Té de jengibre con piña y menta

Esta mezcla es muy recomendable para los días de calor puesto que es súper refrescante, sobre todo si, una vez lista, se le agrega un poco de hielo picado y menta.

Ayuda en la digestión gracias tanto al jengibre como a la bromelina (enzima que aporta la piña). 

Para prepararlo, se siguen los pasos ya indicados y le licúa la piña con un par de rodajas de jengibre. Por supuesto, se debe beber frío y no hay que agregarle azúcar. La menta y el hielo, contribuirán a que el té de jengibre haga su magia refrescante. 

Contraindicaciones del jengibre

Todos tenemos claro, a estas alturas, que los alimentos, por muy naturales que sean, deben tomarse con precaución y sin abusar. El té de jengibre, no se libra de ello y si se abusa de su consumo, puede ser perjudicial para la salud de algunas personas.

El jengibre, puede interactuar con medicinas como algunos anticancerígenos, para los problemas de coagulación… es necesario consultar al médico siempre para descartar que el jengibre pueda ser perjudicial. Por ejemplo, las personas que tienen problemas de vesícula no deben tomar jengibre.

Por todo lo anterior, ya sabéis que beber té de jengibre puede aportaros muchos beneficios, pero antes de usarlo como medicamento, siempre se debe consultar con un médico.

Comprar té de jengibre

¿Quieres comprar té de jengibre en la tienda online? No se preocupe, plantas y jardines les selecciona estos productos relacionados con el jengibre.